Ese es el título más grande que un hombre puede recibir aquí en la tierra. Se trata de honra y posición que recibimos los hombres y las mujeres de Dios. Mi deseo es que esta palabra traiga revelación y bendición a sus vidas y que les haga entender el significado de ser un hombre de esta generación apostólica y para eso vamos a estudiar siete de las muchas características en la vida de David.

El texto bíblico que tome para el desarrollo de este mensaje se encuentra ubicado en 1 Samuel 16: 18.

Entonces uno de los criados respondió diciendo: He aquí yo he visto a un hijo de Isaí de Belén, que sabe tocar, y es valiente y vigoroso y hombre de guerra, prudente en sus palabras, y hermoso, y Jehová está con él.

Bien, estas son las características más relevantes de David en este texto:

1) Sabe tocar
2) Valiente
3) Vigoroso
4) Hombre de guerra
5) Prudente en palabras
6) Hermoso
7) Dios estaba con él

El Rey David era el último de lista de ocho hermanos, y solo se presentó por orden del profeta Samuel que lo mando a buscar. El rey Saúl estaba siendo atormentado por un espíritu malo, y sus colaboradores le recomendaron buscar un músico para que lo calmara su tormento.

Daviid ungido de Dios

David ungido de Dios

1 Samuel 16:17 – Y Saúl respondió a sus servidores: — Buscadme, por favor, alguno que toque bien, y traédmelo.

Ahora bien, no era cualquier clase de músico. Sino uno que tocara bien!

  1. Sabe tocar.

Esto nos habla de excelencia, romper con la mediocridad, hacer las cosas bien hechas, usar los talentos que Dios nos ha dado a su máxima expresión. Si algo debe caracterizar a un hombre o una mujer de Dios es que todo lo hace bien. Debemos vencer al espíritu indolente que gobierna a esta generación. David fue llevado delante del rey porque sabía tocar. No era un improvisado, mucho menos un conforme, no estaba acostumbrado a dejar las cosas por la mitad, ni mal hechas.

Si algo vas a emprender en la vida, si algo vas a hacer para Dios, hazlo con todo tu corazón. Procura ser el mejor en todo lo que emprendas, que la gente diga de ti mira (SABE TOCAR). Es excelente en lo que hace. Ésa será tu mejor carta de presentación ante el mundo, ante tu familia, ante tu iglesia. Ése será el mejor ejemplo que tus hijos van a seguir.

  1. Valiente.

Esto se refiere al carácter, coraje, fuerza, hombre o mujer de metas, cumplidor de propósitos, forjador de destinos. Nos habla de un hombre o una mujer que rompe el molde, cruza los límites,no se deja vencer por los obstáculos, está seguro de sí mismo porque sabe en quien ha creído. Lo peor que le puede ocurrir a una persona en la vida es no estar segura de sí misma, andar tambaleante, sin rumbo, sin destino, sin propósito, sin una meta clara.

Josué 1:6-7 – 6. Esfuérzate y sé valiente, porque tú harás que este pueblo tome posesión de la tierra que juré a sus padres que les daría. 7. Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de cumplir toda la ley que mi siervo Moisés te mandó. No te apartes de ella ni a la derecha ni a la izquierda, para que tengas éxito en todo lo que emprendas.

Todo miedo que te estanca, te detiene, no viene de Dios. Se osado, valiente, rompe con el molde del fracaso. Dios no te creo para que vivas fracasado, porque el espíritu que está en ti no es de fracaso. Es necesario que para ser un Ungido, un vencedor, te llenes de valentía, de fe y confianza.

  1. Vigoroso.

Esto quiere decir, lleno de energía, dispuesto, apercibido. Llama la atención que David era el único que estaba en el campo trabajando y el resto de sus hermanos en la casa. Y es que los hombres que Dios llama deben estar llenos de energía porque la apatía y la flojera no agradan a Dios.

  Un ejemplo también notorio de un hombre lleno de vigor lo podemos ubicar en Josué 14: 11- Todavía estoy tan fuerte como el día que Moisés me envió; cual era mi fuerza entonces, tal es ahora mi fuerza para la guerra, y para salir y para entrar.

Los flojos no entran en la lista de gente bendecida. No existe ninguna promesa de bendición a los holgazanes, a los que desperdician el tiempo. 

Lo peor que puede hacer un hombre o una mujer es no aprovechar la fortaleza que Dios ha puesto en él, para hacer cosas significativas en la vida. No permitas que el diablo te robe los años más productivos de tu existencia. En Dios no hay cesantía ni jubilación. Nunca es demasiado tarde para soñar y hacer cosas que nunca antes hemos hecho.

  1. Hombre de Guerra.

David no era un cobarde que le huía a las batallas de la vida. Un verdadero hombre de Dios lucha y pelea por lo que Dios le ha entregado. Debemos de aprender de un hombre como Sama uno de los valientes de David que defendió su terreno de lentejas a pesar de su propia vida.

2 Samuel 23:11-12 11.Después de él estaba Sama hijo de Age el hararita. Cuando los filisteos se reunieron en Leji, había allí una parcela de tierra sembrada de lentejas. El pueblo había huido ante los filisteos, 12. pero él se puso firme en medio de la parcela y la defendió, derrotando a los filisteos. Y Jehovah les dio una gran victoria.

  1. Prudente en sus palabras.

En las escrituras podemos notar el tremendo poder que tienen las palabras:

Proverbios 18:21 La muerte y la vida están en el poder de la lengua, y los que gustan usarla comerán de su fruto.

Santiago dice que de una misma boca no pueden salir maldición y bendición:

Santiago 3: 10. -De una misma boca proceden bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así.

Ciertamente esto es así, si de algo tiene que cuidarse un hombre y una mujer de Dios, es de cuidar las palabras que salgan de su boca en todo momento ya que representamos el Evangelio de Cristo. Hermanos la sabiduría agrada a Dios.

  1. Hermoso.

La biblia dice que el Rey David era rubio, hermoso de ojos y de buen parecer, pero eso no es todo en la vida, hay muchas formas de ser hermosos. Esta característica no solo se refiere a lo físico sino también al buen trato, los buenos modales y en la forma de ser con los demás. La biblia enseña que la verdadera hermosura sale del corazón. Dios le dio una gran enseñanza al profeta Samuel:

1 Samuel 16:6-7 – 6. Y aconteció que cuando ellos llegaron, él vio a Eliab y pensó: “¡Ciertamente su ungido está delante de Jehovah!” 7 Pero Jehovah dijo a Samuel: —7. No mires su apariencia ni lo alto de su estatura, pues yo lo he rechazado. Porque Jehovah no mira lo que mira el hombre: El hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehovah mira el corazón.

Tenemos que ser hombres y mujeres genuinas, sin mascaras, eso es lo que nos hace hermosos ante Dios y ante la gente. Y muchos querrán estar con nosotros porque la verdadera gracia y la hermosura solo la poseen aquellos que tienen a Cristo en el corazón y que tratan de hacer su voluntad.

  1. Jehová estaba con él.

Todas las características anteriores no servirían de nada si esta no está presente. No es suficiente saber tocar, ser valiente, vigoroso, hombre de guerra, prudente en las palabras y hermoso, si Dios no está contigo.

Moisés entendió claramente esto por eso dijo en: Éxodo 33:14-15 Jehovah le dijo: —14. Mi presencia irá contigo, y te daré descanso. 15 Y él respondió: — 15. Si tu presencia no ha de ir conmigo, no nos saques de aquí.

Y estas fueron las palabras del mismo Señor a Josué: Josué 1:9 -Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

Un ungido es aquel (a) que procura hacer la cosas bien ante la presencia de Dios. No se trata de una posición jerárquica en la que los demás deben mirarte como un superior, se trata de más bien agradar la presencia del Señor y de tratar de hacer conforme a su palabra. Procuremos trabajar para que salgan al reflejo cada una de estas características para ser exitosos en Cristo Jesús.

Su hermano. Stewars Pérez.